In Blog, Seguridad Privada, Sistemas de seguridad, Vigilancia

Aunque en apariencia las principales funciones del vigilante de seguridad parecen obvias, conviene saber qué puede hacer esta figura profesional, y qué no debe hacer.  En este artículo vamos a explicar estas cuestiones al detalle, a la luz de lo que dice la Legislación española.

 

Principales competencias de los vigilantes de seguridad

 

Podrán ejercer la vigilancia con los recursos técnicos y tecnológicos  que se pongan a su disposición para el desempeño de su trabajo:  cámaras de video, radios de comunicación, detectores de metales o dispositivos electrónicos biométricos de control de acceso, entre otros.

Sus principales competencias vienen contempladas en el artículo 32 de la ley de seguridad privada 5/2014. Son las siguientes:

Vigilancia y protección: realizar la vigilancia y protección de bienes, establecimientos o eventos privados o públicos. Esto implica procurar protección de las personas que se encuentren en los lugares donde realicen funciones de vigilancia, lo que puede implicar realizar, comprobaciones, registros y otras medidas de prevención necesarias.

Realizar controles de identidad, paquetes, objetos personales, mercancías o vehículos en el interior o el punto de acceso al lugar donde efectúa el servicio de vigilancia.de inmuebles donde estén prestando servicio. Hay que puntualizar que el vigilante no puede retener documentación personal, pero sí impedir el acceso si la persona se niega a identificarse.

Impedir actos delictivos e infracciones administrativas que afecten al objeto de su protección. Para prevenir o impedir estos hechos, el vigilante podrá realizar las comprobaciones oportunas

Colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, al detener y poner a su disposición a delincuentes y pruebas de los delitos. No obstante, los vigilantes de seguridad no están autorizados a realizar interrogatorios. 

Encargarse de la protección de bienes. Esto comporta el almacenamiento, recuento, clasificación, transporte y entrega de dinero u otros objetos de valor .

Actuar en caso de alarma cuando presta servicio en centrales receptoras. Cuando se da el caso, verificar personal y ofrecer respuesta.

Dedicación exclusiva: los vigilantes de seguridad se dedican únicamente a funciones de seguridad propias de su oficio, sin compaginarlas al mismo tiempo con otras. 

Vigilancia de explosivos: los vigilantes de esta especialidad, protegen el  almacenamiento y transporte de explosivos u sustancias peligrosas een este sentido.

 

 

 

Las funciones que no puede realizar un Vigilante de Seguridad 

 

Hasta ahora hemos visto lo que sí puede hacer un vigilante de seguridad privada durante el desempeño de su trabajo. Pero sus  funciones, como en el resto de las profesiones, tienen ciertos límites. Vamos a ver cuáles son. 

Uno de ellos hace referencia a los interrogatorios de personas implicadas en una  infracción o delito. Un vigilante de seguridad, no puede interrogar en estos casos,  ya que tanto la interrogación como la investigación del delito es competencia exclusiva de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.

Otro punto a tener en cuenta hace referencia a  la identificación del propio vigilante de seguridad, que está obligado a  llevar la tarjeta de identificación profesional (TIP. Si el vigilante no lleva dicha tarjeta en un lugar visible o se niega a enseñarla cuando se la solicita,  se puede llamar  a la policía para que identifique  al vigilante y verifique su actuación.

¿Te estás planteando recurrir a los servicios de un vigilante de seguridad privada con todas las garantías posibles? En Sentry Serveis te proporcionaremos al profesional que mejor se adapte a lo que necesitas. Contáctanos.

 

 

 

Recommended Posts

Leave a Comment